Artwork

Treść dostarczona przez France Médias Monde and RFI Español. Cała zawartość podcastów, w tym odcinki, grafika i opisy podcastów, jest przesyłana i udostępniana bezpośrednio przez France Médias Monde and RFI Español lub jego partnera na platformie podcastów. Jeśli uważasz, że ktoś wykorzystuje Twoje dzieło chronione prawem autorskim bez Twojej zgody, możesz postępować zgodnie z procedurą opisaną tutaj https://pl.player.fm/legal.
Player FM - aplikacja do podcastów
Przejdź do trybu offline z Player FM !

'En el Tíbet no hay libertad ni espacio político', afirma a RFI el presidente tibetano en el exilio

12:50
 
Udostępnij
 

Manage episode 419846054 series 1457583
Treść dostarczona przez France Médias Monde and RFI Español. Cała zawartość podcastów, w tym odcinki, grafika i opisy podcastów, jest przesyłana i udostępniana bezpośrednio przez France Médias Monde and RFI Español lub jego partnera na platformie podcastów. Jeśli uważasz, że ktoś wykorzystuje Twoje dzieło chronione prawem autorskim bez Twojej zgody, możesz postępować zgodnie z procedurą opisaną tutaj https://pl.player.fm/legal.

Es el máximo representante político de la sociedad tibetana: Penpa Tsering, presidente del Gobierno del Tíbet en el exilio, es la voz de todos aquellos que tuvieron que huir de sus hogares tras el levantamiento de Lhasa en 1959. Unos 65 años después, las repercusiones de este conflicto armado siguen vigentes y el actual Gobierno en el exilio, con sede en Dharamsala, en India, lucha por el reconocimiento del Tíbet como una región independiente dentro de China. Entrevista exclusiva.

RFI: El Sikyong, título con el que se denomina al presidente, se reunió con nosotros en los estudios de Radio Francia Internacional en París, donde habló sobre el futuro del Dalai Lama, para denunciar la represión que ejerce China sobre el pueblo tibetano y sobre la reunión que mantuvo con el presidente de Francia, Emmanuel Macron. Una visita previa a la del presidente de China, Xi-Jinping, con motivo de su gira europea.

Penpa Tsering: Le rogué: “Por favor, no te olvides del Tíbet”. Y me aseguró: “Por supuesto que no”. Esa fue toda la conversación. No hablamos mucho sobre la visita de Xi Jinping y todo eso. Pero el hecho de que la oficina del presidente limpiara nuestro nombre, reconociendo que soy el presidente de la administración central tibetana demuestra que la administración francesa se preocupa por los derechos humanos. No le preocupa las posibles réplicas. Ambas partes mantuvieron el tono muy bajo después de nuestra reunión. Sabemos que creamos un pequeño conflicto diplomático porque el embajador francés fue llamado por el Ministerio de Asuntos Exteriores chino en Pekín. Aparte de eso, no hubo ninguna tensión. Por eso sigo diciendo que no hay que aproximarse al taoísmo. Si te ves las caras con China y no defiendes tus valores, Pekín nunca te respetará.

Europa no solo se ha olvidado de la causa tibetana; sino de las vulneraciones en general de los derechos humanos en el mundo

- Penpa Tsering, presidente del Tíbet en el exilio

RFI: La Región autónoma del Tibet es un territorio situado al norte de la cordillera del Himalaya donde aún viven cientos de miles de personas que mantienen viva la cultura y la lengua tibetana. Durante su última visita a París, el presidente tibetano en el exilio se reunió con varios senadores y el ministro de Asuntos Exteriores de Francia. Una ocasión que aprovechó para concienciar a los políticos franceses sobre la represión que China ejerce sobre el pueblo tibetano.

Penpa Tsering: La gente nos pregunta ¿Por qué ya no se oye hablar del Tíbet? Porque en el Tíbet no hay libertad ni espacio político para nada. ¿Habéis oído hablar de las más de 150 autoinmolaciones que tuvieron lugar entre 2009 y hace dos años, la mayoría de ellas personas entre los 16 y los 24 años? El Gobierno francés lo sabe. El ministerio de Asuntos Exteriores lo sabe, la división de derechos humanos lo sabe, y los senadores también están bastante bien informados de todos estos acontecimientos. Y aunque es cierto que expresan una gran preocupación por lo que está pasando allí, luego hacen alianzas con un oponente como China, que posee un sistema muy opaco.

RFI: La visita a principios de mayo del presidente de China a Francia provocó protestas por las calles de París. Miles de personas alzaron la voz para reclamar un Tíbet libre. Debido a la escasa repercusión política internacional que tuvieron estas protestas, le preguntamos al Sikyong si es que Europa había dejado de lado la causa tibetana.

Penpa Tsering: Desde hace algún tiempo, creemos que Europa no solo se ha olvidado de la causa tibetana; sino de las vulneraciones en general de los derechos humanos en el mundo, porque aquí hay libertad, hay libre circulación de información, hay respeto a la dignidad humana... Aquí, cuando un tren se retrase una hora, se hace mucho ruido. Pero en el Tíbet, en Turkestán Oriental, ahora también en Hong Kong, es cada vez más difícil... Toda la libertad que dais por sentada no existe. Ahora los europeos despertaron a la realidad sólo después de que Rusia invadiera Ucrania. No aprendieron la lección. Ni siquiera cuando Europa invadió Crimea en 2014. Ahora ya es momento de que todos, incluidos los europeos, aprendamos la lección de que la libertad debe ser omnipresente para todos los pueblos de este mundo. De lo contrario, el autoritarismo llamará a su puerta también, y entonces podría ser demasiado tarde. ¿Quieren ser gobernados por regímenes autoritarios? Espero que no. Así que, por favor, pensadlo más detenidamente.

RFI: A finales de este mes, la ONG tibetana con sede en Taipei, Human Rights Watch, publicó un informe en el que asegura que desde 2016, las autoridades chinas han movilizado forzosamente cientos de miles de tibetanos de más de 500 localidades. Según el informe, China les obliga a demoler sus hogares y mudarse a otras regiones con el objetivo de reeducar a las masas. Algo que viola las leyes internacionales.

Penpa Tsering: Debido a estos problemas, se producen muchos desplazamientos y la gente es trasladada. Ahora bien, cuando se traslada a la gente, no se les da formación para que puedan ganarse la vida de otra manera, por lo que siempre están perdidos. No pueden elegir a dónde trasladarse. El Gobierno chino los reprime. Esto ha estado sucediendo desde los años 2000. A principios de siglo, cuando se trasladaron a todas las comunidades nómadas tibetanas en conjunto, se les obligó a levantar municipios donde no querían vivir y donde no tienen formas de ganarse la vida. Esto crea más problemas sociales dentro de la comunidad tibetana. Por supuesto, es mucho más fácil para China controlar comunidades si están juntas, ya que no pueden enviar un ejército tras la comunidad nómada tibetana. Entre el 60 % y 70 % de los tibetanos son nómadas en las altas montañas. Por eso ahora construyen internados al estilo colonial para meter a los niños. Y cuando acusas al Gobierno chino, señalan con el dedo a Estados Unidos y Canadá por como tratan a sus pueblos nativos, a los escandinavos con los samis, o a los australianos con los isleños del Estrecho o a Nueva Zelanda con los maoístas. Así que estos países sabían que lo que hicieron estuvo mal y están tratando de compensarlo. La diferencia es que China lo está haciendo deliberadamente, a sabiendas, con los tibetanos para erradicar la identidad nacional tibetana, tanto la lengua, la religión, la cultura o la forma de vida.

RFI: Las autoridades chinas han rechazado este informe basado en más de 1000 artículos publicados en medios de comunicación chinos, asegurando que dichas movilizaciones son voluntarias. Aun así, este suceso plantea varias cuestiones, como, por ejemplo, ¿cuál es el objetivo del Gobierno chino de sacar a cientos de miles de personas de la Región Autónoma del Tíbet?

Penpa Tsering: China se está convirtiendo en la fábrica del mundo, y tiene en el punto de mira a África y América Latina por los recursos. Entonces, ¿por qué no ocupar el Tíbet? Allí explotan minas de recursos naturales, incluyendo litio, tierras raras, germanio. Todos estos materiales que se utilizan paralas baterías que los chinos tienen ventaja sobre las naciones occidentales. Eso afecta al medio ambiente y trae muchos más chinos al Tíbet. Los científicos medioambientales chinos lo llaman el tercer polo, porque tiene la mayor cantidad de glaciares y permafrost que alimentan los principales ríos de Asia. Este tema va más allá de la vulneración los derechos humanos en el Tíbet. Estamos hablando de la importancia geoestratégica del Tíbet para lograr más paz en la región. También hablamos de la importancia medioambiental del Tíbet y de la vulneración de la cultura budista tibetana, basada en la no violencia y la compasión. Estamos hablando del uso de un estilo colonial que infringe los derechos humanos. Es como si la novela 1984 de George Orwell se hubiera hecho realidad.

RFI: Sean voluntarias o no las movilizaciones, estas no son las primeras denuncias que recibe China por vulnerar los derechos humanos de la sociedad tibetana. El Dalai Lama, la máxima figura religiosa, declaró que 1,2 millones de personas han muerto en la región durante el dominio chino, algo que han corroborado varias investigaciones independientes. Además, Amnistía Internacional ha reportado varios casos de torturas y asesinatos. Por lo tanto, le planteamos al presidente cuales son las perspectivas de futuro de la cultura tibetana.

Penpa Tsering: Pensaban que habíamos transformado el Tíbet, porque los chinos sólo piensan en la dimensión unilateral y unitaria. Mientras el mundo entero se mueve hacia el multiculturalismo, ellos se mueven hacia la unidad. Cualquier asunto que consideran un problema lo erradican con la excusa del desarrollo. No tienen en cuenta otras aspiraciones de la gente, como las creencias religiosas, el modo de vida y todo eso. Incluso después de 65 años, los chinos no han conseguido acobardar a los tibetanos. Hemos resistido, los tibetanos dentro del Tíbet han sido muy, muy resistentes. Han mantenido la moral alta y admiran a Su Santidad el Dalai Lama en el exilio. Miran a la administración central tibetana, y nosotros los miramos a ellos. Gracias a su espíritu, nuestra esperanza sigue viva, y por eso seguimos yendo a distintos países y hablando del Tíbet. Nunca hemos perdido la esperanza. Nunca perderemos la esperanza. Seguiremos luchando por nuestros derechos.

RFI: El Dalai Lama, la figura budista más conocida del mundo, ha estado toda la vida en el punto de mira de las autoridades chinas, sobre todo desde que se exilió a la India en 1959. Ahora, a un año y medio de que cumpla 90 años, fecha en la que dijo que decidiría reencarnarse, surgen varias cuestiones sobre que ocurrirá cuando llegue el momento de su sucesión.

Penpa Tsering: El proceso de selección o la sucesión de Su Santidad el Dalai Lama será determinado por Su Santidad y sólo por Su Santidad. Porque el budismo tibetano es la única forma de budismo que aplica el concepto de reencarnación, ningún otro país budista lo hace. Y este será un asunto puramente religioso. Ningún país, incluido China, puede interferir en ello, porque de lo contrario los líderes chinos tendrían que estudiar el budismo tibetano. Tienen que creer en el concepto de la vida después de la muerte, porque si no crees en el concepto de la vida después de la muerte, cómo vas a creer en la Reencarnación. Que conste, para su información y para la información de la audiencia; aunque los líderes chinos dicen que son comunistas y no creen en ninguna religión, tenemos información de que algunos de los líderes se reúnen con maestros espirituales tibetanos. Lo cual es una paradoja, China siempre es una paradoja. Todo es una paradoja. Su Santidad no ha decidido que este sería el curso a partir de ahora. Porque una cosa que China no puede manejar es la imprevisibilidad. Su Santidad dice que este podría ser el último Dalai Lama. También dice que el próximo podría surgir de una emanación, lo que significa que habría que nombrar a alguien antes de su muerte. Hasta dice que podría haber una mujer Dalai Lama. Así que todas las opciones están abiertas. Esperemos un año y dos meses para ver si Su Santidad, a los 90 años, hará alguna declaración o no, o podría decir que es demasiado pronto incluso hoy.

RFI: Después de haber hablado sobre la violencia que ejerce el Gobierno chino sobre el pueblo tibetano, la falta de libertades que sufre este y la inacción internacional en la defensa de los derechos del Tíbet; queda hacerle una última pregunta a Penpa Tsering. ¿Es posible que China reconozca algún día al Tíbet como una región independiente?

Penpa Tsering: Su Santidad siempre ha apreciado el concepto de Unión Europea, porque gracias a él los europeos no se pelean entre sí. Han aprendido a convivir. Si eso puede aplicarse a Europa, ¿por qué no al Tíbet con China? Porque hemos vivido con China como vecinos durante siglos. Tenemos que aprender a vivir en paz y armonía unos con otros. El mundo entero tiene que aprender eso. ¿Cómo va a ayudar toda esta violencia a resolver las guerras que están ocurriendo ahora mismo? En Israel, Gaza, Ucrania, Rusia, Myanmar, en algunas partes de África. ¿Se están resolviendo realmente los problemas o se están sembrando más semillas de violencia en el futuro? Todo el mundo debería recordar el dicho de Mahatma Gandhi: “Ojo por ojo y el mundo terminará ciego”. Que no te enfrentes al problema hoy, no significa que te librarás de él. Te equivocas. Mañana podría estar sobre ti. Nunca se sabe.

  continue reading

39 odcinków

Artwork
iconUdostępnij
 
Manage episode 419846054 series 1457583
Treść dostarczona przez France Médias Monde and RFI Español. Cała zawartość podcastów, w tym odcinki, grafika i opisy podcastów, jest przesyłana i udostępniana bezpośrednio przez France Médias Monde and RFI Español lub jego partnera na platformie podcastów. Jeśli uważasz, że ktoś wykorzystuje Twoje dzieło chronione prawem autorskim bez Twojej zgody, możesz postępować zgodnie z procedurą opisaną tutaj https://pl.player.fm/legal.

Es el máximo representante político de la sociedad tibetana: Penpa Tsering, presidente del Gobierno del Tíbet en el exilio, es la voz de todos aquellos que tuvieron que huir de sus hogares tras el levantamiento de Lhasa en 1959. Unos 65 años después, las repercusiones de este conflicto armado siguen vigentes y el actual Gobierno en el exilio, con sede en Dharamsala, en India, lucha por el reconocimiento del Tíbet como una región independiente dentro de China. Entrevista exclusiva.

RFI: El Sikyong, título con el que se denomina al presidente, se reunió con nosotros en los estudios de Radio Francia Internacional en París, donde habló sobre el futuro del Dalai Lama, para denunciar la represión que ejerce China sobre el pueblo tibetano y sobre la reunión que mantuvo con el presidente de Francia, Emmanuel Macron. Una visita previa a la del presidente de China, Xi-Jinping, con motivo de su gira europea.

Penpa Tsering: Le rogué: “Por favor, no te olvides del Tíbet”. Y me aseguró: “Por supuesto que no”. Esa fue toda la conversación. No hablamos mucho sobre la visita de Xi Jinping y todo eso. Pero el hecho de que la oficina del presidente limpiara nuestro nombre, reconociendo que soy el presidente de la administración central tibetana demuestra que la administración francesa se preocupa por los derechos humanos. No le preocupa las posibles réplicas. Ambas partes mantuvieron el tono muy bajo después de nuestra reunión. Sabemos que creamos un pequeño conflicto diplomático porque el embajador francés fue llamado por el Ministerio de Asuntos Exteriores chino en Pekín. Aparte de eso, no hubo ninguna tensión. Por eso sigo diciendo que no hay que aproximarse al taoísmo. Si te ves las caras con China y no defiendes tus valores, Pekín nunca te respetará.

Europa no solo se ha olvidado de la causa tibetana; sino de las vulneraciones en general de los derechos humanos en el mundo

- Penpa Tsering, presidente del Tíbet en el exilio

RFI: La Región autónoma del Tibet es un territorio situado al norte de la cordillera del Himalaya donde aún viven cientos de miles de personas que mantienen viva la cultura y la lengua tibetana. Durante su última visita a París, el presidente tibetano en el exilio se reunió con varios senadores y el ministro de Asuntos Exteriores de Francia. Una ocasión que aprovechó para concienciar a los políticos franceses sobre la represión que China ejerce sobre el pueblo tibetano.

Penpa Tsering: La gente nos pregunta ¿Por qué ya no se oye hablar del Tíbet? Porque en el Tíbet no hay libertad ni espacio político para nada. ¿Habéis oído hablar de las más de 150 autoinmolaciones que tuvieron lugar entre 2009 y hace dos años, la mayoría de ellas personas entre los 16 y los 24 años? El Gobierno francés lo sabe. El ministerio de Asuntos Exteriores lo sabe, la división de derechos humanos lo sabe, y los senadores también están bastante bien informados de todos estos acontecimientos. Y aunque es cierto que expresan una gran preocupación por lo que está pasando allí, luego hacen alianzas con un oponente como China, que posee un sistema muy opaco.

RFI: La visita a principios de mayo del presidente de China a Francia provocó protestas por las calles de París. Miles de personas alzaron la voz para reclamar un Tíbet libre. Debido a la escasa repercusión política internacional que tuvieron estas protestas, le preguntamos al Sikyong si es que Europa había dejado de lado la causa tibetana.

Penpa Tsering: Desde hace algún tiempo, creemos que Europa no solo se ha olvidado de la causa tibetana; sino de las vulneraciones en general de los derechos humanos en el mundo, porque aquí hay libertad, hay libre circulación de información, hay respeto a la dignidad humana... Aquí, cuando un tren se retrase una hora, se hace mucho ruido. Pero en el Tíbet, en Turkestán Oriental, ahora también en Hong Kong, es cada vez más difícil... Toda la libertad que dais por sentada no existe. Ahora los europeos despertaron a la realidad sólo después de que Rusia invadiera Ucrania. No aprendieron la lección. Ni siquiera cuando Europa invadió Crimea en 2014. Ahora ya es momento de que todos, incluidos los europeos, aprendamos la lección de que la libertad debe ser omnipresente para todos los pueblos de este mundo. De lo contrario, el autoritarismo llamará a su puerta también, y entonces podría ser demasiado tarde. ¿Quieren ser gobernados por regímenes autoritarios? Espero que no. Así que, por favor, pensadlo más detenidamente.

RFI: A finales de este mes, la ONG tibetana con sede en Taipei, Human Rights Watch, publicó un informe en el que asegura que desde 2016, las autoridades chinas han movilizado forzosamente cientos de miles de tibetanos de más de 500 localidades. Según el informe, China les obliga a demoler sus hogares y mudarse a otras regiones con el objetivo de reeducar a las masas. Algo que viola las leyes internacionales.

Penpa Tsering: Debido a estos problemas, se producen muchos desplazamientos y la gente es trasladada. Ahora bien, cuando se traslada a la gente, no se les da formación para que puedan ganarse la vida de otra manera, por lo que siempre están perdidos. No pueden elegir a dónde trasladarse. El Gobierno chino los reprime. Esto ha estado sucediendo desde los años 2000. A principios de siglo, cuando se trasladaron a todas las comunidades nómadas tibetanas en conjunto, se les obligó a levantar municipios donde no querían vivir y donde no tienen formas de ganarse la vida. Esto crea más problemas sociales dentro de la comunidad tibetana. Por supuesto, es mucho más fácil para China controlar comunidades si están juntas, ya que no pueden enviar un ejército tras la comunidad nómada tibetana. Entre el 60 % y 70 % de los tibetanos son nómadas en las altas montañas. Por eso ahora construyen internados al estilo colonial para meter a los niños. Y cuando acusas al Gobierno chino, señalan con el dedo a Estados Unidos y Canadá por como tratan a sus pueblos nativos, a los escandinavos con los samis, o a los australianos con los isleños del Estrecho o a Nueva Zelanda con los maoístas. Así que estos países sabían que lo que hicieron estuvo mal y están tratando de compensarlo. La diferencia es que China lo está haciendo deliberadamente, a sabiendas, con los tibetanos para erradicar la identidad nacional tibetana, tanto la lengua, la religión, la cultura o la forma de vida.

RFI: Las autoridades chinas han rechazado este informe basado en más de 1000 artículos publicados en medios de comunicación chinos, asegurando que dichas movilizaciones son voluntarias. Aun así, este suceso plantea varias cuestiones, como, por ejemplo, ¿cuál es el objetivo del Gobierno chino de sacar a cientos de miles de personas de la Región Autónoma del Tíbet?

Penpa Tsering: China se está convirtiendo en la fábrica del mundo, y tiene en el punto de mira a África y América Latina por los recursos. Entonces, ¿por qué no ocupar el Tíbet? Allí explotan minas de recursos naturales, incluyendo litio, tierras raras, germanio. Todos estos materiales que se utilizan paralas baterías que los chinos tienen ventaja sobre las naciones occidentales. Eso afecta al medio ambiente y trae muchos más chinos al Tíbet. Los científicos medioambientales chinos lo llaman el tercer polo, porque tiene la mayor cantidad de glaciares y permafrost que alimentan los principales ríos de Asia. Este tema va más allá de la vulneración los derechos humanos en el Tíbet. Estamos hablando de la importancia geoestratégica del Tíbet para lograr más paz en la región. También hablamos de la importancia medioambiental del Tíbet y de la vulneración de la cultura budista tibetana, basada en la no violencia y la compasión. Estamos hablando del uso de un estilo colonial que infringe los derechos humanos. Es como si la novela 1984 de George Orwell se hubiera hecho realidad.

RFI: Sean voluntarias o no las movilizaciones, estas no son las primeras denuncias que recibe China por vulnerar los derechos humanos de la sociedad tibetana. El Dalai Lama, la máxima figura religiosa, declaró que 1,2 millones de personas han muerto en la región durante el dominio chino, algo que han corroborado varias investigaciones independientes. Además, Amnistía Internacional ha reportado varios casos de torturas y asesinatos. Por lo tanto, le planteamos al presidente cuales son las perspectivas de futuro de la cultura tibetana.

Penpa Tsering: Pensaban que habíamos transformado el Tíbet, porque los chinos sólo piensan en la dimensión unilateral y unitaria. Mientras el mundo entero se mueve hacia el multiculturalismo, ellos se mueven hacia la unidad. Cualquier asunto que consideran un problema lo erradican con la excusa del desarrollo. No tienen en cuenta otras aspiraciones de la gente, como las creencias religiosas, el modo de vida y todo eso. Incluso después de 65 años, los chinos no han conseguido acobardar a los tibetanos. Hemos resistido, los tibetanos dentro del Tíbet han sido muy, muy resistentes. Han mantenido la moral alta y admiran a Su Santidad el Dalai Lama en el exilio. Miran a la administración central tibetana, y nosotros los miramos a ellos. Gracias a su espíritu, nuestra esperanza sigue viva, y por eso seguimos yendo a distintos países y hablando del Tíbet. Nunca hemos perdido la esperanza. Nunca perderemos la esperanza. Seguiremos luchando por nuestros derechos.

RFI: El Dalai Lama, la figura budista más conocida del mundo, ha estado toda la vida en el punto de mira de las autoridades chinas, sobre todo desde que se exilió a la India en 1959. Ahora, a un año y medio de que cumpla 90 años, fecha en la que dijo que decidiría reencarnarse, surgen varias cuestiones sobre que ocurrirá cuando llegue el momento de su sucesión.

Penpa Tsering: El proceso de selección o la sucesión de Su Santidad el Dalai Lama será determinado por Su Santidad y sólo por Su Santidad. Porque el budismo tibetano es la única forma de budismo que aplica el concepto de reencarnación, ningún otro país budista lo hace. Y este será un asunto puramente religioso. Ningún país, incluido China, puede interferir en ello, porque de lo contrario los líderes chinos tendrían que estudiar el budismo tibetano. Tienen que creer en el concepto de la vida después de la muerte, porque si no crees en el concepto de la vida después de la muerte, cómo vas a creer en la Reencarnación. Que conste, para su información y para la información de la audiencia; aunque los líderes chinos dicen que son comunistas y no creen en ninguna religión, tenemos información de que algunos de los líderes se reúnen con maestros espirituales tibetanos. Lo cual es una paradoja, China siempre es una paradoja. Todo es una paradoja. Su Santidad no ha decidido que este sería el curso a partir de ahora. Porque una cosa que China no puede manejar es la imprevisibilidad. Su Santidad dice que este podría ser el último Dalai Lama. También dice que el próximo podría surgir de una emanación, lo que significa que habría que nombrar a alguien antes de su muerte. Hasta dice que podría haber una mujer Dalai Lama. Así que todas las opciones están abiertas. Esperemos un año y dos meses para ver si Su Santidad, a los 90 años, hará alguna declaración o no, o podría decir que es demasiado pronto incluso hoy.

RFI: Después de haber hablado sobre la violencia que ejerce el Gobierno chino sobre el pueblo tibetano, la falta de libertades que sufre este y la inacción internacional en la defensa de los derechos del Tíbet; queda hacerle una última pregunta a Penpa Tsering. ¿Es posible que China reconozca algún día al Tíbet como una región independiente?

Penpa Tsering: Su Santidad siempre ha apreciado el concepto de Unión Europea, porque gracias a él los europeos no se pelean entre sí. Han aprendido a convivir. Si eso puede aplicarse a Europa, ¿por qué no al Tíbet con China? Porque hemos vivido con China como vecinos durante siglos. Tenemos que aprender a vivir en paz y armonía unos con otros. El mundo entero tiene que aprender eso. ¿Cómo va a ayudar toda esta violencia a resolver las guerras que están ocurriendo ahora mismo? En Israel, Gaza, Ucrania, Rusia, Myanmar, en algunas partes de África. ¿Se están resolviendo realmente los problemas o se están sembrando más semillas de violencia en el futuro? Todo el mundo debería recordar el dicho de Mahatma Gandhi: “Ojo por ojo y el mundo terminará ciego”. Que no te enfrentes al problema hoy, no significa que te librarás de él. Te equivocas. Mañana podría estar sobre ti. Nunca se sabe.

  continue reading

39 odcinków

Wszystkie odcinki

×
 
Loading …

Zapraszamy w Player FM

Odtwarzacz FM skanuje sieć w poszukiwaniu wysokiej jakości podcastów, abyś mógł się nią cieszyć już teraz. To najlepsza aplikacja do podcastów, działająca na Androidzie, iPhonie i Internecie. Zarejestruj się, aby zsynchronizować subskrypcje na różnych urządzeniach.

 

Skrócona instrukcja obsługi